Guía para elegir palas de pádel para niños

Cuando un niño decide practicar pádel es necesario que cuente con su propio equipo. En todo lo posible el niño ha de sentirse cómodo durante el juego y, sobre todo, se ha de cuidar su salud. La ropa para jugar es importante pero la pala lo es más. Los niños deben practicar pádel con palas adecuadas a su edad para evitar daños y para facilitarles el juego, ello hará que disfruten mucho más de él.

La edad para empezar a asistir a clases de pádel puede variar muchísimo, desde adultos a partir de los cuarenta años a niños de tres años. No existe una norma de edad para este deporte, dependerá de la capacidad de cada persona pero, precisamente por esa variación de edad, existen palas de pádel específicas para cada uno de ellos. Es necesario tener en cuenta que el niño, antes de jugar a pádel, deberá pasar por un período de aprendizaje. Aunque los mayores estén dispuestos a enseñarles todo lo que saben es un profesional quien mejor decidirá la capacidad del pequeño, su tipo de juego y, muy importante, el material que necesita para evitarle contratiempos, dolor y desengaño. El pádel es un deporte para disfrutar, a cada edad, no debe ser una obligación y, por supuesto, no debe poner en riesgo la salud de nadie.

Características de las palas de pádel para niños

Es muy importante tener en cuenta que los niños, cuando se inician en el pádel, no aprenden para competir. Las clases de pádel iniciales para niños están destinadas a que el pequeño se relacione con otros niños, aprenda, comprenda y respete las normas del juego, se divierta. Ello es fundamental para que ame este y cualquier otro deporte, y mejore su coordinación y sus capacidades adquiriendo la percepción sobre ellos mismos aprendiendo el control postural, el control de la respiración, la correcta tensión y distensión de sus músculos, qué lado de su cuerpo utiliza para jugar, si el derecho o el izquierdo, el equilibrio y la percepción del espacio y el tiempo.

Pero, aunque el niño solo esté aprendiendo, pues la competición viene más tarde y sirve para enseñarle valores como el respeto al adversario, la disciplina y el esfuerzo, entre otros, la pala de pádel debe ser la adecuada para los pequeños. De ese modo, al elegir la pala de pádel para un niño se ha de tener en cuenta:

La edad del niño. Existen palas para niños menores de 10 años y otras para niños a partir de esa edad. Cada tipo de pala está diseñada para el desarrollo del cuerpo del niño en cada etapa, es fundamental elegir la pala de pádel según su edad para evitar lesiones en la muñeca o el codo y para facilitar su juego. El peso y la forma de la pala es distinto para menores de 10 años, mayores de esta edad y, sobre todo, en las palas para adultos. De ese modo, nunca un niño debe jugar con una pala de pádel para adultos.

¿Qué pala de pádel Junior elegir?

palas-de-padel-para-niños---consejos-y-guia

El grosor. Cuando el niño tiene menos de 10 años el grosor de su pala de pádel ha de ser de entre 32 y 36 mm.

El grip. El grip debe permitir al pequeño agarrar con fuerza la pala, permitiendo que al cogerla pueda tocar el dedo corazón con el dedo pulgar. Si el grip fuese pequeño se le puede añadir uno o dos overgrips.

El peso de la pala. El peso de la pala de pádel para niños menores de 10 años debe ser entre los 290 y 340 gramos. Este peso consigue que el niño defina los movimientos, golpee la bola adecuadamente y la pala sea más manejable para él.

La estatura y peso del niño. Una pala adecuada, también para mayores, debe pesar unos cinco gramos más o menos que los kilos del pequeño. Así, si un niño pesa 29 kilos su pala puede pesar 295 gramos. También es posible guiarse por la altura del niño del mismo modo.

La forma. Es recomendable que la pala sea redondeada para que cuente con un amplio punto dulce.

El balance. Las palas redondeadas dan lugar a que la mayor parte del peso se encuentre en la zona de la empuñadura, consiguiendo así evitar lesiones de codo y muñeca.

La estética. Es muy importante que al niño le guste su pala de pádel para que aprenda a cuidarla y disfrutar de ella. Sin embargo, aunque hay que respetar sus gustos, siempre se le dará a elegir entre palas adecuadas para su edad.

Palas de pádel para niños mayores de 10 años. A partir de los 10 años los niños todavía se están desarrollando. Así, podrán utilizar palas un poco más pesadas, incluso pueden utilizar algunas de adultos de bajo peso pero teniendo en cuenta su fuerza y su comodidad al jugar con un tipo de pala de pádel.

El nivel de juego. Los niños a partir de 14 años que ya llevan tiempo jugando a pádel o que empiezan se encuentran con niveles distintos de juego. En cada uno de ellos es necesario un tipo de pala de pádel:

Nivel principiante. Aprenden a mantener el control sobre la pelota. De ese modo, lo más adecuado será una pala de pádel redonda ya que ayuda a conseguir un buen control. Su punto dulce es amplio y su peso está desplazado hacia la empuñadura. Estas palas se manejan con mayor facilidad.

Nivel medio. Si el niño ya domina el control de los golpes básicos pasará a buscar el equilibrio entre potencia y control. Las palas de pádel con forma de lágrima facilitan el control y la potencia. Su punto dulce es medio, su peso centrado y evita que la pala se quede corta antes de tiempo.

Nivel avanzado. Pueden elegir entre palas diamante con balance alto en las que su punto dulce es pequeño o palas de pádel lágrima, que aportan control, potencia y su punto dulce es medio.

En todos los casos y edades se debe consultar con un profesional.

 

Paleteros de pádel para niños

Ha empezado el curso escolar y con él las actividades extraescolares. Estas actividades no deben ser vividas por los niños como esas horas de más en las que deben estar entretenidos y protegidos hasta que sus padres regresen a casa, han de ser momentos que ellos puedan disfrutar, actividades que ellos elijan y que les aporten lo que necesitan. El deporte, además de ser una actividad sana para el desarrollo de sus cuerpos, también lo es para su mente; por lo tanto, un niño que hace deporte, y sobre todo que practica el deporte que él quiere, tendrá grandes beneficios en sus estudios así como en su autoestima y sociabilización.

El pádel es un deporte que puede ser practicado por niños y mayores, algunos niños empiezan a practicar pádel a la edad de cinco años aunque, dependiendo de su habilidad, pueden empezar a practicarlo incluso antes. Cada niño es un mundo y es necesario dejarles demostrar lo que pueden hacer y aprender sin presiones. El pádel es un juego de superación pero, ante todo, es un deporte para disfrutar.

mochila-paletero-star-vie-evo-rojo

Cuando el niño ya ha decidido que quiere practicar el pádel es necesario, para que su juego sea el correcto y no se sienta frustrado por causas ajenas a él, que su equipamiento sea el adecuado. Ese equipamiento será especial para el juego del niño, la ropa y el calzado deberán ser los apropiados y las palas se elegirán dependiendo de su nivel y forma de jugar. Y, como cada parte de su equipo es especial, debe tratarse con el cuidado que corresponde. Las palas de pádel para niños son de suma importancia, por lo tanto es necesario contar con un paletero que las proteja y además sea cómodo para los niños.

Para qué sirve un paletero

Una pala en condiciones y adecuada para cada jugador y su forma de juego es fundamental para disfrutar del pádel. Así, la pala debe ser protegida para que no se deteriore y sea duradera ya que, además de tener en cuenta su precio, el jugador se acostumbra a ella y si se ve obligado a cambiarla necesitará un tiempo para adaptarse a su nueva pala, lo que puede ser más complicado para los niños.

La función del paletero es conservar la pala en buen estado cuando no se está utilizando. Si bien es cierto que existen las fundas para palas, el paletero conserva ambos objetos y además ofrece comodidad al transportar las palas y todo lo necesario para el jugador como su ropa y sus objetos personales.

Qué paletero elegir

Existen distintos tipos de paleteros, los que tienen forma de pala y las mochilas o bolsas. Todos ellos tienen ventajas y protegen las palas de manera adecuada. Las mochilas tienen la misma capacidad, dependiendo del tamaño, que los paleteros para guardar objetos y ropa, además de ofrecer la comodidad de poderlas llevar a la espalda y algunas cuentan con ruedas.

Entre los paleteros con forma de pala en el mercado se pueden encontrar paleteros simples, que son aquellos que mantienen la pala protegida de golpes y también los paleteros térmicos, que la conservan a una temperatura constante evitando de este modo que se deforme o sufran algún otro daño tanto la pala como sus componentes.

¿Qué paletero es el adecuado para un niño?

Más allá de lo divertido y saludable que es jugar a pádel tanto para los niños como para los adultos, se han de tener en cuenta los momentos en los que el niño no está jugando pero ha de transportar su equipamiento. El niño no siempre estará acompañado de un adulto y es recomendable que así sea, él debe tener su autonomía para sentirse responsable de su equipamiento y su juego, de ese modo también aumentará su autoestima y sentido de la responsabilidad. Así, del mismo modo que el niño lleva el material que necesita para estudiar en clase, llevará el que necesita para jugar a pádel. La forma de transportarlo ha de proteger su espalda y sus brazos. Dependiendo de la edad y constitución del niño se elegirá el paletero más adecuado.

Del mismo modo que se elige la mochila para la escuela, la elección del paletero ha de ser tomada teniendo en cuenta algunos aspectos como:

El peso. No ha de superar el 10% del peso del niño. Es necesario revisar el paletero y quitar de él los objetos que no le son imprescindibles. Tanto si se trata de un paletero con asas como de una mochila que se cuelga a la espalda o que tiene ruedas, se ha de tener en consideración la fuerza que se ejercerá con la espalda o el brazo y la muñeca.

El tamaño. En el caso de que lleve el paletero en la mano no ha de suponerle una incomodidad al caminar y, si se trata de una mochila, debe estar colocada a la altura de los hombros y su tamaño debe ser hasta cinco centímetros por encima de su cintura. Las cintas para mochila deben ser anchas y estar bien colocadas repartiendo el peso correctamente.

 

 

Diferencia entre una pista indoor y outdoor de padel

Elegir entre jugar al pádel en una pista indoor o una outdoor supone mucho más que jugar a cubierto o al aire libre. Las condiciones del juego varían, así como la estrategia a seguir durante el partido. Veamos qué diferencias hay entre un tipo de pista y otro.

Pistas outdoor

La mayor ventaja que ofrece una pista descubierta es que la luz natural favorece la visibilidad. Podremos tener una mejor visión de todo el campo mientras practicamos nuestro deporte preferido.

También es mejor para hacer golpes elevados, porque el techo no existe, ni tampoco el límite de altura cuando damos a la pelota.

Sin embargo, la climatología afecta de un modo evidente. La lluvia o el sol pueden hacer que no podamos jugar, por ejemplo.

Pistas indoor

Este problema no existe si juegas en pista cubierta. Las condiciones serán las mismas durante todo el partido. Aunque al estar cerrada, la pista puede aumentar en temperatura según avanza el juego, sobre todo si no hay una buena ventilación. Por lo que la sensación de cansancio puede ser también mayor.

padel

Además, las pistas indoor suelen costar más que las que hay al aire libre, ya que el mantenimiento de estas es más caro.

En función del club en el que juegues, puede que tengas a tu disposición un tipo de pista u otro. O que encuentres instalaciones con las dos.

¿Cuál es mejor?

En realidad, es difícil decir si es mejor una pista indoor o una outdoor para practicar pádel. Las condiciones de cada una son diferentes y afectarán de un modo u otro a tu juego. Hasta el bote de la pelota está condicionado por la humedad o la temperatura, de modo que tendrás que elegir un tipo de pala diferente en cada caso.

Lo mejor es que entrenes en las dos si quieres competir alguna vez. Así podrás prepararte y mejorar independientemente de cuál sea el terreno en el que te toque jugar.

El resto en pádel, ¿cómo restar?

El resto en pádel  es uno de los golpes más importantes del deporte, aunque no siempre se le da la importancia que se merece solo poniendo la bola en juego. Se trata del primer golpe ejecutado tras recibir un saque.

El resto es muy importante porque puede dar la iniciativa a quien juega, condicionando el juego de los contrarios, si es bien pensado; aunque depende de cómo actúe el rival y la efectividad de su saque.

el-reto,-saque-principal-de-padel

Factores a tener en cuenta del resto en pádel

La técnica del resto en pádel depende de la posición del cuerpo (lateral o semilateral), armado (medio o corto),  el impacto (delante del cuerpo) y el efecto (el más usado es el efecto cortado).

La colocación para restar es muy importante, hay que hacer la devolución del saque en posición similar a la que se mantiene cuando se juega  pero algo más cerca de la pared lateral para interceptar los saques antes de golpear la pared sin con ello descuidar el centro de la pista. Debes apuntar dependiendo cómo veas colocado a tu rival en el momento del saque. Las posiciones en pádel pueden ser la tradicional o la australiana.

La dirección del resto es elemental. Hay restos en paralelo, en cruzado y en globo. Debes elegir el que consideres según la situación, pero siempre intentando variar para lograr sorprender a tu adversario y ganar el juego.

Mejorar el resto en pádel

Con el paso del tiempo y la experiencia aprenderás a mejorar el resto en pádel para poder ganar más fácilmente cada juego en individual o pareja. Empezarás a analizar rápidamente el servicio del rival y tomar las decisiones adecuadas teniendo en cuenta cómo y a dónde va el saque. En momentos claves no te la juegues, ve a lo seguro.

Para restar bien solo tienes que conocer bien el juego, aprender a analizar el juego y el rival y tomar las decisiones adecuadas obteniendo la máxima concentración en el pádel.

El síndrome de pinzamiento. Diagnóstico y prevención

El síndrome de pinzamiento o de compresión es una enfermedad común que se ve en adultos activos, como algunos de los que practican pádel. Se encuentra íntimamente relacionada con bursitis del hombro y tendinitis del manguito rotador.

Si aún no sabes en qué consiste, te podemos decir que es un pellizco mecánico de los tejidos blandos entre el arco cubacromial y la cabeza del húmero.

Síntomas y diagnóstico del síndrome de pinzamiento

Si tienes síndrome de compresión del hombro notarás ciertos síntomas como la dificultad de alcanzar detrás de la espalda, debilidad de los músculos de tus hombros y dolor con los brazos extendidos encima de la cabeza. Si tienes desgarro del manguito rotador, tendrás una mayor debilidad e incapacidad de subir el brazo. También puedes llegar a tener rotura en tendones de los músculos del bíceps.

El síndrome de pinzamiento se diagnostica después de que el médico tenga en cuenta tu historial médico y te haga un examen físico. Los rayos X ayudarán a hacer el diagnóstico, aunque se confirmará con una inyección con una pequeña cantidad de anestésico debajo del acromion si se alivia el dolor.

Tratamiento y prevención del síndrome de pinzamiento

El tratamiento se produce con hielo, antiinflamatorios sin receta médica y fisioterapia. Estos son los tratamientos que se suelen dar para esta enfermedad, aunque puede haber otros así que se debe consultar con un médico qué se debe hacer en cada caso.

El síndrome de pinzamiento se puede prevenir antes de que aparezca, pero solo relativamente. Para ello, se requiere un entrenamiento muscular del manguito rotador, tener una buena posición, mover y relajar los músculos de brazo y hombro. Esto se puede hacer en casa con frecuencia. Si practicas pádel debes prestar más atención a esto ya que las personas que realizan actividades deportivas que exigen levantar el brazo y tenerlo encima de la cabeza son más propensas a tenerlo.

Si sospechas que puedes tener síndrome de pinzamiento consulta con un profesional médico para que ofrezca su diagnóstico y tratamiento, así como inicia unas pautas que te ayuden a prevenirlo después de hacerlo tratado.

Recuerda que en la tienda online tenemos la mejor selección de complementos para tu juego.

Ropa de mujer para jugar al pádel

Cuando vayas a comprar ropa de mujer para jugar al pádel debes comprobar que esta ropa está realmente preparada para el deporte y cuenta con una buena calidad para máxima durabilidad y confort.

Puedes combinar perfectamente la ropa de pádel para lucir el mejor look en la pista de juego, tanto en competiciones como cuando juegas con algún familiar o amigo. Prendas como faldas de pádel, camisetas don diseño para mujer, polos de pádel, short de pádel, vestidos de pádel, pantalones de pádel, zapatillas de pádel.

En primer lugar, has de elegir un buen producto especializado de marcas de confianza como Adidas, A40grados, Adosmanos, BB Félix Mantilla, Asics, Bullpadel, El Gusanillo del Pádel, Drop Shot, K-Swiss, J´Hayber, Idawen, Pádel D’Luxe, Star Vie, Poivre Blanc, Shock Absorber.

Boutique de pádel especial para mujer

Sujetador deportivo Shock Absorber, siempre a la última con una cómoda apertura desde la parte delantera y tejidos transpirables de alta calidad.

sujetador-deportivo-shock-absorber-zipped-plunge-grislima

Una camiseta personalizada de El Gusanillo del Pádel como la de la imagen principal, o este conjunto formado por camiseta técnica ElGusanilloDelPádel Durum  y la fada Durum.

También puedes recurrir a un vestido Adidas Stella Mac Cartney que va acompañado de un pantalón corto y tiene espalda deportiva con un diseño con hilos reciclados con la tecnología  Climalite. La marca tiene gran cantidad de productos de ropa de pádel como camisetas, faldas y demás a los que merece la pena echar un ojo.

Completa tu look con las Zapatillas Asics Gel-Padel. Hay otros modelos de la marca más económicos pero este nos encanta por su atractivo diseño y su comodidad para las jugadoras más veloces.

Hay muchas propuestas interesantes de ropa de mujer para jugar al pádel, así que elige las prendas de calidad que más te gusten para lucir en la pista sintiéndote bien. No lo dudes, la ropa también es parte del juego.

Cómo coger correctamente una pala de pádel

Coger bien una pala de pádel no es muy fácil, e incluso hay personas que juegan al pádel pero no saben cómo coger la pala de forma adecuada.

Si inicias en el pádel, la primera técnica que debes aprender es la de coger la pala de pádel para lograr un correcto agarre con el que puedas realizar ciertos golpes de forma precisa.

Pautas para coger bien la pala de pádel

  • No fuerces tu postura de ninguna manera, has de coger la pala con comodidad para que puedas moverte fácilmente.
  • Deja espacio entre dedos para evitar tensión.
  • Al golpear, hazlo con la mayor superficie de pala que puedas para un golpeo potente y preciso.
  • Si necesitas que tu golpe sea firme, puedes empezar con el dedo pulgar en la parte del puño contrario al golpeo de la bola. Tras el golpe, vuelve a coger así la empuñadura.
  • La forma en que cojas la pala será siempre la misma en los diferentes golpeos, tanto en drive como en revés.
  • Coge la pala por la zona de golpeo, por el puño como dándole la mano a alguien dejando una uve entre los dedos. Pon la mano dentro del cordón de seguridad. Siempre buscando un buen agarre ya que si no hay riesgos de lesión. Además empuñar bien la pala te permitirá tener mejor control, más precisión, más potencial y mejor sensación de los golpes.

Aunque hay varias empuñaduras, inicialmente empezarás con la continental o martillo, ya que te permitirá dar golpes planos y cortados más fácilmente. Con el paso del tiempo según vayas aprendiendo puedes cambiar la empuñadura para ciertos golpes.

Como puedes ver, coger correctamente una pala de pádel no es tan sencillo como puedas llegar a pensar inicialmente pero en poco tiempo le cogerás la práctica y lo harás perfecto. ¿Sabes cómo hacerlo ya?

10 reglas para jugar al pádel sin lesionarte

Si quieres evitar lesiones mientras disfrutas de tu deporte preferido, será mejor que tomes precauciones. De lo contrario puede que acabes pasando largo tiempo en el dique seco, así que ten en cuenta estas 10 reglas para practicar pádel sin acabar lesionándote.

1. Invierte en una buena pala

No necesitas comprarte una pala muy cara, pero tampoco elijas una sartén solo por ahorrarte algo de dinero. Tienes palas a buen precio que te ayudarán a moverte mejor.

2. Asegura el grip

No pongas cinta aislante en el mago de tu pala, ni esperes a que el overgrip se caiga de lo desgastado que está. Teniendo en cuenta lo barato que es, asegurar el agarre te ayudará a no tensar tanto los músculos.

3. Calienta adecuadamente

Parte de las lesiones se producen cuando el cuerpo está fío y te empiezas a mover. Para evitarlo, calienta adecuadamente, primero de forma individual y después peloteando un poco con tu rival.

4. Usa buen calzado

Teniendo en cuenta que tus pies serán el elemento fundamental de tu juego, y no solo tu golpe de revés, lo mejor será usar unas zapatillas diseñadas para practicar este deporte. Y que no tengan mucho desgaste o se ajusten mal al pie.

5. Hidrátate bien

Antes, durante y después de cada partido o sesión de entrenamientos debes reponer el líquido que pierdas. Así te recuperarás mejor y evitarás lesiones. Llevar una botella encima no cuesta nada.

6. Come de forma adecuada

La buena alimentación, al igual que la hidratación, contribuye a mejorar tu rendimiento. Y si el partido se alarga, toma algo más que agua.

7. No descuides el entrenamiento

Para disfrutar del pádel no necesitas ser un profesional, pero tampoco puedes empezar a jugar sin algo de fondo físico. Así que sigue una rutina de ejercicios para prevenir lesiones.

8. Descansa antes

Salir de marcha toda la noche y quedar para jugar a la mañana siguiente no es una gran idea que digamos. Descansa bien y no vayas agotado a jugar.

9. Viste bien

No nos referimos a llevar lo último o la ropa más cara, sino a llevar prendas adecuadas para el pádel, dependiendo de la época del año en la que estemos. Complementos como muñequeras o gorras también son necesarios.

10. Estira

Tan importante es calentar como estirar. Si no lo haces, luego tendrás peor recuperación y más probabilidades de padecer una lesión.

¿Sigues estas reglas? Si es así, evitarás lesiones. De lo contrario, será mejor que empieces a hacerlo…

Trampas en los saques del pádel

A veces por desconocimiento y otras porque somos muy pillos, reconozcámoslo, puede que haya movimientos durante el saque que están fuera de lo que se considera juego limpio. Aunque no están establecidas en el reglamento, estas dos formas de sacar son claramente irregulares.

Pasar el centro

En muchas ocasiones se ve a un jugador sacando muy cerca de su zona de juego, tanto que puede estar pisando la línea virtual que marca la mitad de esta zona. Incluso algunos profesionales cometen esta falta, que no está incluida como tal en las normas pero debería tener penalización.

De hecho, la norma número 6 dice que los dos pies tienen que estar detrás de la línea, entre la pared y la línea imaginaria que señala el centro de la pista.

Por encima de la cintura

Uno de los movimientos básicos del pádel es el saque, y una de las primeras cosas que se enseñan es que el saque tiene que ser siempre por debajo de la línea de la cintura. En caso de hacerlo por encima, el servicio se anula y se incurre en una falta de saque.

Sin embargo, muchos jugadores tratan de ganar el punto desde el principio logrando más potencia al golpear con la pala por encima de su cadera, algo que no está permitido, como señala la misma norma número 6 a la que hemos hecho referencia antes.

Como ves, son errores que se pueden evitar si se tienen bien aprendidas las normas acerca del juego. Alguna vez tendrás que estar atento porque algunos jugadores intentan ganar con estos trucos, alegando que no se han dado cuenta. Pero esto no debería impedir que se les penalice.

Disfruta de un juego limpio y asegúrate de que el partido transcurre dentro de las normas para ambos. La victoria sabe mejor, te lo aseguramos.

Mira nuestra tienda online de pádel con las mejores palas y complementos para jugar

La táctica de la cuerda en pádel

Una de las dificultades del pádel es saber compenetrarse adecuadamente con el compañero que tenemos en la pista. Si conseguimos que los entrenamientos y las tácticas estén bien combinadas, las posibilidades de ganar el partido son mucho más altas. Desgraciadamente este aspecto de coordinarse es uno de los que menos atención recibe, aunque es uno de los más importantes. En este artículos queremos hablarte de la táctica de la cuerda en pádel, una técnica que te ayudará a mejorar junto a tu pareja.

Un objetivo común en la pista

El principal error que cometen algunos jugadores de pádel es jugar como si estuvieran solos en la pista, sin pensar que determinados movimientos favorecen el juego conjunto. Esta actitud supone una problema, porque si no se trabaja con un objetivo común, se perderá el partido.

Por ello, es importante aplicar el técnica de la cuerda, un concepto virtual que ayuda mucho en la cancha.

Siempre juntos

Imagina que estás atado con tu compañero por una cuerda. Esto obliga a que, si uno de los dos sube a la red o se echa para atrás, el otro vaya junto a él.

Si lo hacéis así, podréis cubrir mejor los espacios. Cuando vayáis al ataque, lo haréis a la vez, y lo mismo cuando tengáis que defender el punto. Es como si un solo cerebro moviera los dos cuerpos.

Con esta técnica, se consigue estrechar la relación y mejorar el juego. Si uno de los dos tiene alguna carencia, el compañero puede suplirla, además de reforzar los puntos fuertes de igual manera. También se fortalece la comunicación y se sabe mejor cómo juega la pareja, algo que os puede llevar a mejorar en los entrenamientos.

Si no tienes en cuenta esta forma de trabajar en equipo, por mucho que entrenéis, vuestras posibilidades se verán muy limitadas.